Setenta balcones y ninguna flor.

El título de la minuta es el de una un verso de una poesía que en la Argentina es emblemática. El poeta es Baldomero Eugenio Otto Fernández Moreno que nació en Buenos Aires en 1886 y falleció en la misma ciudad en 1950. Hijo de comerciantes españoles pasó parte de su infancia en Santander. De regreso a la Argentina, estudio y se doctoró en medicina en su ciudad natal. Trabajó como médico rural en pueblos de la Provincia de Buenos Aires. Entre ellos, debe destacarse su estada en Chascomús, localidad célebre por la laguna del mismo nombre, típica del área pampeana. Este pueblo, aparte de mucha historia, aportó un presidente a la nación: Raúl Alfonsín (1983/1989). Para el autor de los versos que tratamos, Chascomús fue muy importante para su vida, allí conoció a Delmira del Carmen López Osorio, con quien se casaría en 1919. Será la “Negrita” de sus poemas.

Su primer libro editado en 1915 “Las iniciales del misal” fue elogiado por Jorge Luis Borges que calificó al autor de revolucionario porque había mirado a su alrededor. Crea el sencillismo. Tendrá entre sus temas el ámbito de su vida real, la ciudad, el pueblo, el campo y el hogar. Esto era un retorno a un puro romanticismo, pero aún más, era una audacia para una época que el mundo y los poetas estaban atentos a la luminosidad y la pompa, mientras que lo muy conocido, lo que más cerca se hallaba del hombre, se dejaba de lado. Esto fue lo que Baldomero Fernández Moreno poetizó. Muchos de sus versos fueron escritos en los cafés, y quizás, en alguno de ellos, en 1917, entre otros de su libro “Ciudad” escribió:

“Setenta balcones y ninguna flor”

Setenta balcones hay en esta casa,
setenta balcones y ninguna flor…
A sus habitantes Señor, que les pasa?
¿Odian el perfume, odian el color?

La piedra desnuda de tristeza agobia,
¡Dan una tristeza los negros balcones!
¿No hay en esta casa una niña novia?
¿No hay algún poeta lleno de ilusiones?

¿Ninguno desea ver tras los cristales
una diminuta copia de jardín?
¿En la piedra blanca trepar los rosales,
en los hierros negros abrirse un jazmín?

Si no aman las plantas no amarán al ave,
no sabrán de música, de rimas, de amor.
Nunca se oirá un beso, jamás se oirá un clave…
Setenta balcones y ninguna flor.
———
Bibliografía:
—Benedetti, Mario. En Selección y Prólogo de “Elegía de Alondra” – Poemas inéditos de Baldomero Fernández Moreno. Bs.As., Seix Barral, 1998.
—Becco, H.J. e Iturralde, N.D. en Selección, introducción…de “Obra poética” de Baldomero //Fernández Moreno – Antología. Bs. As., Huemul, 1969.
—Carilla, Emilio. “Genio y figura de Baldomero Fernández Moreno” B.A., Eudeba, 1973.
Selección y composición: Ernesto Del Gesso – ernestodelgesso@hotmail.com

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: